Arcanos del Tarot: El Ermitaño


Otra carta para la sección de “Arcanos del Tarot“, en la entrada de hoy hablaremos del Ermitaño, ese enigmático personaje que en soledad parece siempre buscar algo.

Carta 9: El Ermitaño

Ermitaño, Arcano del TarotEn la carta del Ermitaño vemos a un hombre anciano de pelo blanco, vestido con una túnica sencilla, que mira desde lo alto. En su mano lleva una lamparilla con la intenta iluminar lo que tiene delante. Aunque si nos fijamos esta figura mira hacia la izquierda, por tanto no mira tanto hacia adelante como hacia el pasado.

El ermitaño está solo en esta carta, porque es un hombre de muchas vivencias pero que debe recordarlas y pensar en ellas en soledad.

El Ermitaño es la carta de la MEDITACIÓN, de la introspección. Invita a la calma, la LENTITUD y el recogimiento, nos insta a tener paciencia. También es la carta de las BÚSQUEDAS, espirituales sobretodo y de las búsquedas interiores. Como es una carta que mira al pasado y nos habla de lentitud, ambas cosas nos llevan a pensar en las cosas o situaciones CRÓNICAS.

En el tema personal, representa a una persona introvertida o tímida, tranquila, paciente, que no tiene prisa. También nos habla de una persona con una gran vida interior (nada superficial), una persona solitaria, reservada y poco sociable. Nos habla de una persona responsable y prudente, también conservadora, austera y discreta. Y también nos indicará una actitud constante.

En la salud esta carta es la indicadora de enfermedades o padecimientos crónicos o de larga duración. En caso de estar enfermos nos indica que será una larga recuperación y el tratamiento será largo..

En la economía nos habla de una tendencia a ahorrar. De avances lentos pero seguros, pero sin excesos, más bien austera (pasar con lo justo). Puede hablarnos de retrasos en temas económicos.

En el plano sentimental nos estará indicando un amor destinado a perdurar, de larga duración, con buena base, pero puede hablar de un amor algo aburrido o que ha caído en la monotonía. Nos puede estar advirtiendo de que que somos poco cariñosos o no lo demostramos. Si no se tiene pareja, esta carta nos habla de cuánto nos cuesta ponernos en marcha y de ser poco abiertos. Nos habla de soledad y de un periodo de reflexión. También puede indicar una persona del pasado.

En cuanto al trabajo, habla de trabajos duraderos, para toda la vida, aunque estos pueden ser aburridos o monótonos. Puede hablarnos de retrasos laborales o con resultados a largo plazo. El trabajo más ligado al Ermitaño es el de investigación y profundización (científico, filósofo, teólogo, investigador, etc.). Si no se tiene trabajo esta carta nos indica que se está buscando y que le costará encontrar trabajo, aunque con perseverancia lo encontrará.

El consejo que nos da: Medita, piensa bien las cosas. Sé realista y prudente. Busca el camino.

 

Grupo de Estudio de Tarot

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *