Tarot Adivinatorio vs Tarot terapéutico 3


carta tarot

Algunas personas se preguntarán por qué siempre digo que yo no soy vidente y que mi Tarot no es adivinatorio. Para aclararlo he decidido escribir unas líneas.

TAROT ADIVINATORIO

Es aquél Tarot (igual que con otras mancias) que se emplea para vislumbrar el futuro y los acontecimientos del destino. Es una herramienta para ver e interpretar lo que está por venir.

En este caso las cartas del Tarot son como el catalejo de un explorador. Sólo nos cuentan lo que aquel que lo maneja es capaz de ver (y no es todo ni mucho menos).

Como adivinatorio que es, necesita de una persona vidente que lo interprete. Y cuando digo “vidente” me refiero a aquellas personas con un don verdadero y natural, que las hay, creo en ellas por supuesto, pero aún no he conocido a ningún verdadero vidente en todo este tiempo que llevo con el Tarot (y no es poco).

Y es aquí dónde muchas personas cometen el error de hacerse llamar adivinos cuando realmente no lo son, son simples charlatanes o tal vez personas con cierta intuición, pero que en definitiva son las que dan mala fama al resto de nosotros que no pretendemos tanto.

vidente tarot

TAROT TERAPÉUTICO

Este Tarot se usa como herramienta sobretodo de autoconocimiento, de diagnóstico y de sanación. Y estas tres cosas que he mencionado se refieren a todos los ámbitos de la vida, no solo a la salud, también a las relaciones, a los sucesos y en general a cualquier problema: Un problema debe analizarse, conocerse, y diagnosticarse correctamente (qué lo ha causado, como se manifiesta ahora) para poder arreglarse (es ahí donde las cartas nos avisan y nos aconsejan).

El Tarot es en este caso como el instrumental de un médico: el fonendoscopio y el recetario. Con el fonendoscopio el “médico” nos ausculta para encontrar la raíz del problema; mientras que con el recetario nos pide que tomemos algunas medidas (medicamentos) para la sanación. En realidad, lo que suceda dependerá mucho de nuestras acciones, del caso que hagamos a los consejos del médico, pero también de otros factores que no muchas veces se escapan a nuestro control.

Entonces, aquella persona que maneja el Tarot terapéutico es un sanador, un consejero o un guía, como queráis llamarlo, pero no es un adivino. Su don más notable suele ser la empatía y la intuición. Estas dos características (empatía e intuición) forman un vínculo imprescindible para conectar con el consultante, sin el cual es imposible la interpretación correcta de las cartas del Tarot terapéutico.

A diferencia de la videncia, con la que se nace, la empatía y la intuición pueden desarrollarse, aunque sí que es cierto que no todo el mundo es capaz de alcanzar un mínimo para poder ser lectores del Tarot.

CONCLUSIÓN

Como ya habréis deducido (si me conocéis o habéis tenido alguna consulta conmigo), yo practico el Tarot terapéutico y de ahí el nombre de “Tarot Consejero de Aina”.

Por tanto la próxima vez que queráis consultarme, pensad en mis palabras y en qué tipo de consulta necesitáis.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Tarot Adivinatorio vs Tarot terapéutico